Blog /

Cargadores

Lectura de

X

minutos

Packaging y NPD: retos en la logística de bebidas

La industria de las bebidas es una fuente importante de ingresos para las economías nacionales en todo el mundo. Un estudio sobre la incidencia económica de Coca-Cola en España estima que representa el 0,57% de su PIB. La supervivencia y la eficacia de este sector son, por lo tanto, cruciales para la economía mundial. Sin embargo, tanto empresas productoras como distribuidoras se enfrentan a retos logísticos importantes en este ámbito. Las normas de envasado cambian con rapidez y continuamente se lanzan nuevos productos al mercado, lo que obliga a incrementar la eficiencia de los procesos sin por ello aumentar el gasto en logística y transporte. A continuación, analizaremos las causas de esta situación y qué medidas pueden adoptar las empresas productoras y distribuidoras de bebidas para hacerle frente:

Mayor complejidad logística

Las operaciones logísticas son cada día más complicadas. Mientras, por un lado, aumentan la variedad de los productos y los tipos de envasado y embotellado, por otro, los lotes de fabricación, embalaje y distribución son cada vez menores. El tamaño de los envíos disminuye progresivamente y los volúmenes reducidos se van imponiendo como norma. De este modo, la logística en el sector de las bebidas ya no se limita al simple embalaje y transporte de mercancía de un lugar a otro. Hoy día, las empresas productoras tienen que enfrentarse a opciones de envasado muy diferentes y las distribuidoras necesitan ocuparse de numerosos lotes de mercancía y gestionar su transporte a diversos destinos. En resumidas cuentas, se ha multiplicado el número de cargas a la vez que se ha reducido el volumen de mercancía de cada pedido. Tanto las empresas productoras como las distribuidoras de bebidas deben adaptarse a esta nueva situación y, lo que es más importante, estar preparadas para enfrentarse a un futuro en el que predominarán los pedidos con plazos cada vez más ajustados y características más diversas.

Mayor demanda por parte de los clientes

beverages-3105631_640.jpg

Como consecuencia del «efecto Amazon» y de la naturaleza cambiante del mundo actual, las expectativas de los clientes no dejan de evolucionar y crecer. Hoy día, se buscan productos cada vez más personalizados: el consumidor quiere exclusividad y sentirse original. En las empresas de bienes de consumo de alta rotación (FMCG) y bienes de consumo envasados (CPG), los departamentos de desarrollo de nuevos productos (NPD) se ven obligados a responder a las nuevas necesidades del mercado, diseñando y fabricando una mercancía que se adecúe a las expectativas de los consumidores. Esto ha dado lugar a una producción más ágil y dinámica, con tiradas más cortas. También ha supuesto la proliferación de diferentes tipos de embalaje para cada producto, dificultando y encareciendo la producción de distintas bebidas en una misma fábrica. Estos cambios afectan a los procesos logísticos de toda la cadena de suministro, desde la fabricación y la producción hasta el transporte y la distribución.

¿Cómo pueden los fabricantes y distribuidores de bebidas hacer frente a estos cambios en el mercado?

Este comportamiento del mercado es cada vez más frecuente y afecta a toda la cadena de valor, lo que obliga a fabricantes y distribuidores de bebidas a adaptarse procurando no aumentar por ello sus costes de envasado y transporte. Sin embargo, los diversos actores que intervienen en la cadena de suministro, desde la fabricación hasta el reparto, se enfrentan a retos distintos. Tanto los fabricantes como los distribuidores trasladan mercancía, pero lo hacen en distintas fases del proceso logístico y, de acuerdo con ello, deben poner en práctica iniciativas distintas. En el siguiente punto, analizaremos con más detalle qué medidas pueden tomar los fabricantes y distribuidores para hacer frente al futuro del sector de las bebidas.

  • Fabricantes
AdobeStock_202816039.jpeg

Para los fabricantes, el rápido desarrollo de nuevos productos y las diferencias en el tamaño del envasado requieren una adaptación más rápida de la cadena de suministro, lo que afecta tanto a su organización como a sus procesos. Se enfrentan a dos desafíos en particular. En primer lugar, deben integrar el suministro del embalaje (papel o plástico) en la cadena de producción. En segundo lugar, necesitan llevar a cabo el reparto de productos en palets de la forma más eficiente posible, de modo que estén listos para enviar en cualquier momento. Para lograrlo, es necesario limitar la posibilidad de que se produzcan incidentes en las fases de fabricación y envasado, así como mejorar la rotación de palets para ganar eficacia. En última instancia, contar con una cadena de suministro eficiente contribuye a la reducción de existencias, tanto en el almacén del distribuidor como en el propio, y asegura el buen funcionamiento del sistema y que se alcancen los objetivos establecidos. Para lograrlo, es también importante definir claramente los objetivos clave de rendimiento (KPI), de forma que todos los empleados tengan una idea clara de cuál es el funcionamiento óptimo de la cadena de suministro. Un proceso automatizado para generar palets es imprescindible si se quiere lograr flexibilidad y que el reparto de la mercancía paletizada se lleve a cabo de forma rigurosa y puntual.

  • Distribuidores

Aunque los distribuidores no tienen las mismas necesidades tecnológicas que los fabricantes, también deben gestionar pedidos de escaso tamaño y dependen en gran medida de la eficacia de los productores para que su transporte sea también eficaz. Al igual que los fabricantes, deben asegurarse de que la distribución se lleva a cabo con la máxima eficacia. Esto implica acortar todo lo posible el tiempo de desplazamiento entre los centros de distribución y el destino de la mercancía, reduciendo de esta forma la acumulación de existencias en el almacén y garantizando así la satisfacción de los clientes. Las soluciones tecnológicas que facilitan la asignaci��n de cargas y conductores, como Ontruck, pueden ser de gran ayuda en este sentido. Los plazos de entrega vienen también impuestos por la fecha de caducidad de las bebidas, lo que obliga al distribuidor a entregar la mercancía lo antes posible. Los objetivos clave de rendimiento (KPI) pueden jugar un papel relevante en este aspecto y ser de gran utilidad para los distribuidores, que pueden establecer metas claras (KPI) para el almacenamiento y el transporte por carretera, de forma que sus empleados sepan exactamente cuáles son sus objetivos.

  • El sector de las bebidas

Para ambas partes es de vital importancia poder anticiparse a la demanda y adaptar el suministro según la época del año. En el sector de las bebidas, los cambios estacionales tienen un efecto considerable a la hora de planificar la producción. No es de extrañar, puesto que los clientes eligen distintos tipos de bebida según la temperatura exterior. Esta es la razón por la que las empresas más importantes del sector han desarrollado un sistema de pronósticos que les ayuda a predecir patrones meteorológicos anuales. Esto les permite hacer frente a cambios inesperados en el tiempo, como puede ser una ola de calor en el mes de marzo. Puesto que este tipo de fenómenos son cada vez más frecuentes debido al cambio climático, la capacidad de anticiparse a ellos es crucial para este sector. Tanto productores como distribuidores requieren también herramientas de trazabilidad fiables que les permitan mejorar el conjunto de sus operaciones. De nuevo, la introducción de objetivos clave de rendimiento (KPI) puede ser de gran utilidad, ya que contribuyen a reducir los periodos de estancamiento, aumentan la predictibilidad y favorecen que la oferta sea acorde con la demanda.

Los nuevos desafíos a los que se enfrenta la industria de las bebidas afectan a fabricantes y distribuidores en la misma medida, por lo que requieren un proceso de adaptación que incluya a toda la cadena de suministro. Estos retos, sin embargo, pueden superarse sin dificultad gracias a las nuevas tecnologías y si se cuenta con predicciones efectivas, herramientas de trazabilidad y unos objetivos clave de rendimiento (KPI) claramente definidos.

Artículos que te pueden interesar

¿Qué es el lead time en logística? Cómo reducirlo y optimizar los tiempos de entrega

El lead time logístico marca el plazo desde que se solicita un pedido hasta que este llega al cliente. Descubre estrategias clave para reducirlo.

Leer más

6 ventajas clave del transporte puerta a puerta de palets

Descubre cuándo y por qué el servicio de transporte puerta a puerta de palets es la mejor opción para enviar tus mercancías. ¡No te lo pierdas!

Leer más

¿Qué es una bolsa de cargas y cómo funciona? ¿Hay alternativas rápidas para contratar el transporte?

Aún hay confusión sobre qué son las bolsas de cargas y cómo funcionan. Despejamos dudas y te damos alternativas para contratar rápido el transporte.

Leer más

Ventajas y tipos de trazabilidad logística en el transporte de mercancías

Descubre los principales tipos de trazabilidad logística y cómo usar la información que proporcionan para mejorar las operaciones de transporte.

Leer más

En OnTruck os damos las gracias por este 2016

Despedimos el 2016 muy contentos con los objetivos alcanzados y muy agradecidos por las relaciones comerciales y profesionales que hemos desarrollado

Leer más

¿Qué peso tiene el transporte de mercancías en Cataluña?

Cataluña al frente de la logística en España. Es el gran referente nacional en el transporte de mercancía y de los más importantes en la Unión Europea.

Leer más

Los desafíos de la UE para el sector del transporte de mercancías

El año 2017 se presenta repleto de desafíos para Bruselas en el sector del transporte de mercancías jugando además un papel muy importante que afecta a todos.

Leer más

Los plazos de pago en el transporte se situaron en los 85 días de media durante 2016

El sector del transporte por carretera asume un repetido incumplimiento de la Ley de Morosidad aprobada en 2010 con una media de periodo de pago de 85 días

Leer más

¿quieres saber más?