Blog /

Transportistas

Lectura de

X

minutos

7 consejos para hacer frente al mal tiempo si eres transportista

Todos los transportistas deben hacer frente a malas condiciones meteorológicas alguna vez a lo largo de su carrera. A algunos esta situación les afecta más que a otros. Por ejemplo, los transportistas que deben realizar trayectos largos con vehículos rígidos o que se desplazan con remolque corren más riesgos de verse afectados por estas condiciones, ya que deben recorrer largas distancias o cuentan con un equipamiento de conducción menos flexible. Sin embargo, ningún conductor puede evitar el mal tiempo, incluso aunque solo vaya a cubrir una distancia corta. Aunque sea algo crucial, muchos transportistas les cuesta conducir en estas condiciones meteorológicas y, a menudo, no disponen del equipamiento o los materiales necesarios para lidiar con ellas, lo que puede generarles grandes problemas. Después de todo, se estima que, solo en Estados Unidos, el 24 % de todos los accidentes de tráfico se producen cuando hay condiciones meteorológicas adversas. Saber cómo actuar cuando hace mal tiempo no solo puede ayudarte a proteger las mercancías que estás transportando; también puede salvar vidas. Por eso, queremos compartir contigo algunos de nuestros mejores consejos para transportistas sobre cómo anticiparte y preparar tu vehículo cuando hay malas condiciones meteorológicas, especialmente durante los meses de invierno.

1. Planifica bien tu ruta

Para hacer frente al mal tiempo, es esencial prepararse con cierta antelación. Es recomendable que los conductores consulten cuál va a ser la previsión meteorológica para anticiparse a posibles incidentes relacionados con las condiciones ambientales. Si tienes una aplicación instalada para informarte del tiempo o escuchas las noticias en la radio por el camino, podrás adaptarte y prepararte si se produce algún cambio meteorológico inesperado. También puedes mirar en un mapa dónde se encuentran las áreas de servicio de tu trayecto antes de salir a la carretera para saber dónde puedes parar en caso de que el tiempo empeore de repente. Planificar la ruta con cierta antelación (por ejemplo, la noche antes, en lugar de por mañana) puede ayudarte a preveer si te vas a retrasar en algunos trayectos y a sufrir menos estrés en la carretera, lo que podría afectar a tu concentración y a la calidad de tu conducción. Por todo ello, prepararte con suficiente tiempo puede reducir las posibilidades de sufras un accidente y ayudarte a conseguir que las mercancías que transportas lleguen a tiempo a su destino.

2. Evita las distracciones

Los conductores que se distraen al volante tienen muchas más posibilidades de tener un accidente en condiciones meteorológicas adversas. Cuando envían mensajes con el móvil, por ejemplo, tienen 23 veces más probabilidades de sufrir una colisión. Y estas posibilidades aumentan aún más cuando se dan malas condiciones meteorológicas. Escuchar música o podcasts puede, sin duda, ser muy útil para los conductores que deben permanecer despiertos por la noche al volante. Aun así, es mejor no poner la música demasiado alta ni hablar por teléfono y, bajo ningún concepto, enviar mensajes de texto mientras se está conduciendo. Incluso si no hace mal tiempo (y especialmente si lo hace) debes concentrar toda tu atención en la carretera durante todo el trayecto. Un segundo de distracción puede hacer que reacciones demasiado tarde.

3. Comprueba que el vehículo está en buenas condiciones antes de ponerte en marcha

AdobeStock_136519652.jpeg

La mayor parte de los transportistas deben inspeccionar sus vehículos antes de ponerse al volante, pero a veces es fácil olvidarse de realizar ciertas comprobaciones. La inspección debe ser visual y sencilla y cubrir todos los aspectos del vehículo. Estos son los elementos que deben verificarse obligatoriamente:

  • Limpiaparabrisas: comprueba que las escobillas no están desgastadas y que pueden limpiar correctamente el parabrisas.
  • Neumáticos: el dibujo de los neumáticos es muy importante, especialmente en carreteras resbaladizas, por lo que es fundamental comprobar que no estén demasiado desgastados. También es esencial fijarse en la presión de inflado de los neumáticos. Si la presión es superior o inferior a la recomendada, podría conllevar una pérdida de tracción. Por otra parte, no hay que olvidar revisar también la rueda de repuesto.
  • Comprueba la batería, el anticongelante y el líquido limpiaparabrisas.
  • Verifica que el número de matrícula se ve claramente y es legible.
  • Luces: comprueba que las luces del vehículo están limpias y funcionan correctamente. Los faros, los intermitentes y las señales de emergencia son imprescindibles cuando se conduce con malas condiciones meteorológicas.
  • Retrovisores y ventanas: asegúrate de que todos los retrovisores estén limpios y que las ventanas no estén empañadas. Comprueba que los retrovisores están en la posición correcta, especialmente los que reflejan los puntos ciegos.
  • Cuando estés conduciendo, presta especial atención a las señales de advertencia de peligro, señales luminosas y los indicadores del vehículo, sobre todo el de temperatura.
  • Combustible: no olvides repostar y tener suficiente combustible para más kilómetros del trayecto que tienes planeado hacer. En invierno, es esencial asegurarse de llenar el tanque por lo menos hasta la mitad antes de empezar una ruta.

4. Conduce con más precaución de la habitual

Parece evidente que cuando conducimos con condiciones meteorológicas adversas debemos tener un cuidado especial al volante, sin embargo, hay algunos aspectos que podemos cambiar en los que no piensan todos los conductores. Para empezar, debes reducir la velocidad. La tracción disminuye significativamente cuando hace mal tiempo, por lo que es importante que procures aminorar la marcha en zonas especialmente peligrosas. También debes tener cuidado al frenar. Frenar y acelerar con suavidad reducirá las posibilidades de derrape y pérdida del control de las ruedas cuando la carretera resbale. Además, debes tomar precauciones especiales cuando atravieses un puente o te encuentres cerca de uno. A menudo, el hielo en los puentes suele resultar más resbaladizo que en otras zonas de la calzada, por lo que es importante que tengas mucho cuidado. Por último, aminora la velocidad cuando vayas a hacer un giro. Asegúrate de que cambias de dirección suavemente y teniendo el control total del vehículo para evitar que patinen las ruedas.

5. Hazte con un kit para casos de emergencias

Cuando las condiciones meteorológicas sean adversas, deberás contar con todos los elementos que puedas necesitar en estos casos, como:

  • Ropa: suficientes prendas y mantas, ropa protectora o específica para determinadas condiciones ambientales como guantes, gorros, botas de nieve, prendas para la lluvia, chaquetas reflectantes, etc.
  • Una linterna.
  • Suficiente comida y agua: siempre resulta muy práctico llevar algo para picar, como barritas energéticas de fruta o de muesli y frutos secos.
  • Equipamiento para la nieve: un saco de arena o de sal, botas de nieve, bengalas, una pala, cadenas para la nieve, alfombrillas de tracción o incluso tiras de moqueta (para ponerlas debajo de los neumáticos si tu vehículo se queda atascado).
  • Bastante líquido limpiaparabrisas y rasquetas.
  • Pinzas de batería.
  • Botiquín de primeros auxilios.
  • Navegador con GPS o un mapa para ubicarte en posibles desvíos que no tengas planificados.
  • Un cable de remolque.

6. Aumenta la distancia de seguridad

traffic-3141926_640.jpg

Aunque la distancia de detención pueda parecer poco importante, es esencial para evitar accidentes cuando hace mal tiempo. Cuando llueve o la visibilidad es reducida en la carretera, es importante aumentar la distancia de seguridad para para disponer de más tiempo de reacción y de frenado. El hielo o las hojas mojadas pueden producir derrapes, especialmente cuando hace frío o hay mucha humedad. Si dejas una buena distancia entre tu vehículo y el que tienes delante, tendrás mucho más margen de reacción en estas situaciones y podrás evitar que un pequeño patinazo se convierta en un accidente.

7. Si las condiciones son realmente malas, sal de la carretera

Cuando tienes que realizar entregas con plazos limitados, no siempre parece posible poder detener el vehículo. El dicho «más vale prevenir que curar» cobra todo el sentido del mundo en estas situaciones. Llegar a tiempo es importante, pero garantizar que ni tú y ni la mercancía que estás transportando sufráis ningún daño es primordial. Te recomendamos que seas prudente y no confíes en que el camión quitanieves haya limpiado la carretera antes de que vayas a pasar o que vaya a dejar de nevar en algún momento. Actúa según tu sentido común y escucha las últimas previsiones y advertencias meteorológicas. Si la visibilidad es muy reducida y escuchas en las noticias que no parece que la situación vaya a mejorar rápidamente, lo mejor es que te detengas en la estación de servicio más cercana. Es probable que, a la larga, tomar esta decisión te ayude a ahorrar tiempo. Después de todo, si tú o tu camión sufrís algún daño, los retrasos en las entregas serán mucho mayores.

Únete a la red de transportistas de Ontruck

Artículos que te pueden interesar

Carriers Award Program: Lucas M. Gracilieri, transportista en Barcelona, obtiene el premio de Ontruck al mejor desempeño en julio y agosto

Lucas M. Gracilieri, transportista en Barcelona, gana el premio de Ontruck al mejor desempeño del verano 2022.

Leer más

¿Qué es el grupaje en el transporte de mercancías? Definición, tipos y ventajas

El transporte por grupaje o de cargas fraccionadas consiste en agrupar mercancías de distintos clientes en una misma unidad de transporte.

Leer más

Todo lo que necesitas saber sobre las operaciones de carga y descarga de camiones en 2022

Diseccionamos las operaciones de carga y descarga de camiones para responder a las preguntas incluyendo info sobre la nueva ley.

Leer más

KPI en logística y transporte: tipos, ejemplos y cómo usarlos

Los KPI logísticos y de transporte sirven para medir el desempeño en cada fase de la cadena de suministro. Descubre cómo implementarlos en tu empresa.

Leer más

En OnTruck os damos las gracias por este 2016

Despedimos el 2016 muy contentos con los objetivos alcanzados y muy agradecidos por las relaciones comerciales y profesionales que hemos desarrollado

Leer más

¿Qué peso tiene el transporte de mercancías en Cataluña?

Cataluña al frente de la logística en España. Es el gran referente nacional en el transporte de mercancía y de los más importantes en la Unión Europea.

Leer más

Los desafíos de la UE para el sector del transporte de mercancías

El año 2017 se presenta repleto de desafíos para Bruselas en el sector del transporte de mercancías jugando además un papel muy importante que afecta a todos.

Leer más

Los plazos de pago en el transporte se situaron en los 85 días de media durante 2016

El sector del transporte por carretera asume un repetido incumplimiento de la Ley de Morosidad aprobada en 2010 con una media de periodo de pago de 85 días

Leer más

¿quieres saber más?